Amor, amistad y compañía

Amor, amistad & compañía

Este artículo hubiera sido conveniente publicarlo la víspera de San Valentín, pero mis lectores me hubieran acusado de racionalista y poco romántico, ya que el amor es un sentimiento cuyo origen es perfectamente razonable, aunque sea «misterioso».
Para no andarme con rodeos innecesarios parto de una simple definición y su posterior desarrollo meramente esquemático, pues los lectores interesados pueden ver este tema mucho más ampliado en mi libro «Sobre el Ser y otros ensayos».

Sobre el amor

La definición que bien podríamos decir «exacta» es ésta: «El amor es la atracción por lo desconocido».
Primer argumento histórico: Lo más atractivo y desconocido es Dios, por tanto el amor supremo es el amor a Dios, principio y origen del amor en sí mismo. Esta no es la reflexión de un teólogo, sino de un filósofo agnóstico, es decir, es la primera conclusión que se ajusta a la razón.
Como complemento a la definición del amor necesitamos la del odio, que obviamente es «la repulsión por lo desconocido», es decir, el odio supremo está representado en la imagen del «demonio».
Esta primera reflexión nos induce a la necesaria conclusión de que el sentimiento del amor no tiene bases «objetivas», pues necesariamente «desconoce el objeto amado», es decir, ¡se fundamenta en la pura y simple imaginación!
Segundo argumento filosófico: Todo lo desconocido e irresistible es amado, por esta razón la verdad desconocida provoca amor hacia ella, «philo-sophia», significado necesario de la propia voz creada por los inteligentes griegos clásicos.
Acepciones: El amor romántico es la atracción por lo desconocido del «alma» del ser amado; el amor sexual es la atracción por el aspecto puramente físico y desconocido del ser amado; el amor espiritual y místico ya lo he mencionado al principio; el «amor propio» es la atracción por lo desconocido de nosotros mismos.
Por esta misma razón existe el «odio romántico», «el odio sexual», «el odio espiritual» y el «odio propio», y no es necesario extendernos en su definición, el lector debe darlo por razonado.

Sobre la amistad

Una vez que hemos visto la del amor, la definición de la amistad es simple, pues no es más que el resultado de «conocer al ser amado» (desamor, desengaño), es decir, «la amistad es la atracción por lo conocido y afín». Por la misma obvia razón, la enemistad es la «repulsión por lo conocido que no es afín».
Esta nueva definición no requiere muchas explicaciones, excepto que a diferencia del amor sí es un sentimiento «objetivo», puesto que conocemos el «objeto de nuestra amistad». Pero tiene un importante «defecto»: el sentimiento del amor sólo puede «romperlo la propia imaginación que lo ha creado» (desencanto), en tanto que la amistad puede terminar de forma «razonable», pues la imaginación no tiene lugar en el sentimiento de la amistad. De ahí que el amor sea «la mayor fuerza de cohesión entre los seres dotados de imaginación». La amistad es mucho más frágil y voluble, sobre todo entre las personas «inquietas y razonables».

Sobre la compañía

Cuando termina el amor y la amistad puede quedar simplemente la «compañía», por tanto su definición no puede ser otra que «la unión por un interés común». La compañía es el resultado final del proceso de «desenamoramiento». La mayoría de los matrimonios «sin pasión amorosa» ni una verdadera amistad compartida, se soportan por la necesidad de compañía. Las sociedades son «compañías» donde puede o no darse además la condición del amor o de la amistad.
¡Y eso es todo! Si alguien ha escrito algún libro superior a las 50 páginas hablando del amor, ¡tengan la seguridad de no se trata de un filósofo, sino con toda probabilidad de un psicólogo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Ingeniería literaria

Libros, lectores y vino.

En la luna de Babel

Blog sobre lenguas y traducción

Patrulla de salvación

El libro está en peligro. Desde este blog, la sargento Margaret y sus amigas estarán atentas a lo que ocurre en el mundo editorial en castellano para denunciar todo aquello que pueda hacer daño al libro. Para contactar: margaret.salvacion@gmail.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: