Los Beatles, las claves de su gran éxito

De mi libro “Memorias de un perdedor con suerte”

Por las dificultades que surgían por todas partes, mi carrera literaria entró en invernación y no despertaría hasta muchos años después. Pero si se tiene un temperamento artístico, de alguna manera tiene que manifestar. Si no podía continuar con mis ambiciones literarias, podía probar otras disciplinas, y fue la gira de conciertos de los Beatles por varias ciudades alemanas lo que me envió la señal, fuerte y clara, de lo que estaba necesitando como sustituto forzado de la literatura: ¡la nueva música pop!

Los alemanes siempre han sostenido que la imagen de los Beatles se creó en Hamburgo. Fue una peluquera estilista alemana quien creó la moda de los cabellos largos y sobre la frente, que sería la pesadilla de muchos padres horrorizados por el aspecto femenino de sus hijos melenudos. Fue también en Hamburgo donde maduraron el estilo que tendrían sus primeros grandes éxitos, como “Love me do” o “She loves you”. Ìncluso el nombre lo adoptaron del popular Volkswagen “Escarabajo”. En fin, que para los alemanes los Beatles nacieron en Hamburgo. Por eso en los millares de carteles y anuncios en prensa decían: “Beatles kommen zürick!” (“Vuelven los Beatles!”). Teniendo en cuenta la gran influencia que este grupo tendría sobre la adolescencia alemana, porque los jóvenes eran admiradores de los rockeros de finales de los años 50 y principio de los 60, la vuelta de los Beatles se puede decir que fue una cuestión de Estado. Dieron multitudinarios conciertos en Hamburgo, Essen, Munich, Dortmund, Münster y en Colonia en 1966.

Por entonces mi cultura musical no estaba todavía definida. Había pasado mi niñez y adolescencia escuchando por la radio las desgarradoras coplas de las tonadilleras, los rítmicos “Mambos” o los festivos “Cha, cha, chas”, que me parecían músicas y bailes de la generación de mis padres. Llegué a ver a mi madre intentando bailar un mambo, pero no con mi padre, sino con un pariente lejano, buen bailarín, que junto con sus hermanas y otros miembros de su familia veraneaban en mi ciudad y se alojaban en la casa de mis abuelos. La noche que invitó a mi madre a bailar en un club exclusivos para veraneantes, vestía un holgado traje blanco y tocado con un ladeado sombrero Panamá, intentando que mi madre siguiera los frenéticos pasos de este baile caribeño. Pero ni el Rock n Roll ni la música pop eran frecuentes en nuestras desfasadas emisoras de radio.

Cuando solo tenía 14 años ingresé en la escuela de música de la banda municipal de mi ciudad, por lo que ya tenía nociones básicas de música. Ya solo necesitaba una guitarra para entrar en una nueva dimensión de mi versátil personalidad artística. Con la paga de aquel mes, descontados los destrozos de brocas rotas y mangos mal remachados, me hice con la guitarra mas barata de la tienda de música de la ciudad, que además estaba de oferta porque tenía algunos rasguños en el barniz, pero yo no pensaba dar un recital y los rasguños me daban igual. El método estaba en alemán, pero la música es un lenguaje internacional. En poco tiempo aprendí los acordes de toda la escala y ya estaba a punto para interpretar mi primera canción. Elegí una que no tuviera complicados acordes, como “La bamba”, y esa fue la primera canción que aprendí a cantar acompañándome con la guitarra.

Ahora que había dado mi primer paso como músico y guitarrista, solo me restaba decidirme por un estilo y no me cabía la menor duda: ¡quería ser como John Lennon!

Pero ¿cómo era John Lennon? ¿Cuál fue la causa de su extraordinario éxito? ¿Qué tenían los Beatles que no tenían los cientos de otros grupos que se formaron en aquellos años?

Entonces yo no tenía la formación ni los elementos de juicio para responder a estas preguntas. Hoy tengo los suficientes como para intentar una respuesta.

Los Beatles y los adolescentes

El primer factor fue la relativa emancipación de los adolescentes, fundamentalmente los que vivían en el ámbito político liberal y capitalista, como sucede en el Reino Unido y en los Estados Unido de América. El considerable aumento de los ingresos de la clase media de los años 60 permitió a los padres dar a sus hijos adolescentes una asignación más generosa, con lo que accedieron a un modesto trozo del pastel del consumo, sobre todo de la industria discográfica y la nueva ropa de diseño, pero a precios asequibles para los bolsillos de los adolescentes, producidas en países subdesarrollados.
Estos adolescentes, fundamentalmente anglosajones fueron su clientela hasta que alcanzaron la edad de asumir responsabilidades serias, y dejaron a un lado sus ídolos de su adolescencia, y los Beatles se quedaron sin su audiencia prácticamente de la noche a la mañana. Los nuevos adolescentes preferían a Madonna o a Michael Jackson,

El otro factor decisivo fue el “alma cándida” de John Lennon y Paul McCartney, que sintonizaba con la misma alma cándida de los verdaderos adolescentes, especialmente de ellas. Para colmo se unía la particular candidez extrema de las adolescentes británicas. Una de las más elevadas tasas de embarazos de adolescentes de Europa.

Tanto John como Paul se comportaban como dos adolescentes: jugaban, decían tonterías, entraban en los escenarios corriendo, no se tomaban nada en serio, etc. En su primera película, “Que noche la de aquel día” John aparece en una escena junto a una imponente mujer del coro y su expresión es la de un adolescente que la admira, pero no se siente atraído, y ellas no le prestan la mínima atención. Es una película protagonizada por adolescentes para adolescentes.

Ya en solitario John Lennon demuestra seguir teniendo la ingenuidad de un adolescente, en sus dos canciones más importantes: “Imagina”, donde propone una utopía donde no queda nada que pueda servir para organizar algún modelo social, y “Woman” donde el mismo declara que su vida está en las manos de una mujer. Solo una extravagante Joko Ono, podía aceptar un amante con la mentalidad de John.

Las canciones

Los Beatles fueron evolucionando de acuerdo a la edad de sus seguidores. Desde sus primeras canciones de un romanticismo ingenuo y asexuado, como “Love me do” (Ámame), “She loves you” (Ella te ama) o “I want to hold your hand” (Quiero coger tu mano), canciones que llegaban directamente al corazón de las emotivas adolescentes, hasta “Sargent Pepper´s”, cuando comienza su declinar. Y su época intermedia, con temas más acordes con la mentalidad de un joven, como los contenidos en sus LP´s “Help!” o “Revolver”.

Fue en esa segunda época cuando me incorporé yo a la música, porque yo también había dejado de ser un adolescente.

Anuncios

Un comentario sobre “Los Beatles, las claves de su gran éxito

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

.::Hobby.2::.

Reseñas de Libros

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Ingeniería literaria

Libros, lectores y vino.

En la luna de Babel

Blog sobre lenguas y traducción

Patrulla de salvación

El libro está en peligro. Desde este blog, la sargento Margaret y sus amigas estarán atentas a lo que ocurre en el mundo editorial en castellano para denunciar todo aquello que pueda hacer daño al libro. Para contactar: margaret.salvacion@gmail.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: